tu último latido

He perdido

la llave que abre,

tu corazón

malherido.

Y no

quiero decírtelo,

pero sé

que se extiende

el cáncer

que te mata

por dentro.

Que se tiñe

de negro

tu espíritu,

igual que

todos tus sueños.

Y yo

no puedo

dejarte.

No quiero…

Así que

 me he

llenado

las manos

de sangre,

intentando abrirlo.

Intentando ser

tu antídoto.

Pero creo que

tu corazón se

cerró del todo.

Que no admite

más días

de niebla,

más días

a medias,

sin volver a

sentirse vivo.

Y lloro,

porque sé que

te he

perdido.

Y muero,

al sentir

tu último

latido.

Foto y texto 2014 © Paula Méndez Orbe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s