de crucigramas nostálgicos

Imagen

El mecimiento de las olas. La arena entre mis manos. La ropa mecida ante la primera brisa de verano. Es como si esa sensación se destapase cada vez que abro la maleta antes de emprender un viaje nuevo y cálido. Mi piel se eriza. y siento como me invade un pequeño estremecimiento en el estómago. Algo así como un centenar de pájaros alzándose en un vuelo eterno y cándido. Pero hoy fue diferente. Hoy, al llenar mi maleta, me encontré con un sentimiento ajeno y extraño. Se enredaron al vacío mis manos, y todos mis pensamientos esperanzados. La oscuridad llenó de pronto mi corazón alegre y obstinado. ¿Qué me estaba pasando? En realidad lo sabía, sólo que prefería entregarme al engaño. Mis dedos resbalaron despacio por aquellos crucigramas doblados. Y entonces no pude evitarlo; no pude dejar atrás esa imagen que arrancaba las suturas de mis heridas de un pasado lejano. Poco a poco, volví a ver tus fornidas y arrugadas manos junto a las mías, dibujando un círculo imperfecto y enmarañado. Regresó a mi tu voz grave y decidida y todas tus palabras de sabio. Otra vez contemplaron mis ojos ese pelo grisáceo; esas gafas de cristal impoluto y redondeado. Y volví a acordarme de cómo mi mirada se apagaba en un sueño irremediable y cálido; y de cómo con una sonrisa tímida y sincera, me mandaste a dormir sin pensarlo. Y aunque supongo que no le diste importancia, me encantó encontrarme al día siguiente con todas las letras ausentes; con todos los misterios que yo no había podido solucionar en mis crucigramas infantiles, y que tú, por mi, resolviste. Hace ya tiempo que te fuiste. Y aunque apenas puedo recordar más momentos como éste, quería que supieses que aun estás ahí, en mi corazón herido y valiente. Como siempre.

Foto y texto 2014 © Paula Méndez Orbe

Anuncios

2 pensamientos en “de crucigramas nostálgicos

  1. Hay recuerdos que ya viven por siempre muy dentro de nosotros, por debajo de la piel de lo sensato. Hoy momento que por siempre viajan con nosotros sin soltarse de la mano…

    ¡Precioso sentimiento. Me ha encantado como desbordaba en cada renglón! Gracias.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s